Edith Rivas Uruguay

Yo comencé de muy chiquita, pues tenía una tía por parte de mi papá que tejía a crochet, y otra por parte de mi mama que también lo hacia. Otra hermana de ella tejía a dos agujas (palitos). Allí comencé mis primeros pasos a los 8 años de edad, una me incursionaba en crochet y las otras dos en palitos.
Cuando ya llegue a 4to año en la escuela (9 años), nos enseñaron a tejer a dos agujas, y al año siguiente bordado en punto cruz, y otros bordados. Ya en sexto nos enseñaron crochet, además de corte y confección. Como ya tenía experiencia fui la alumna ejemplar. Y así seguí, tanto que cuando ya estaba en el liceo, hacia de todo y vendía a las profesoras, vecinos, familiares, compañeras y a todos los que quisieran comprar, siempre tenia pedidos de algo, bufandas, gorros, guantes, medias, etc. Así siempre tejí, y lo hacia para mi. En la época de los 70’s usaba muchísimo, casi lo mismo que se usa ahora.
Solo pare cuando la moda me lo exigió, pues añadió otras cosas además del tejido, aunque el tejido a 2 agujas no pasa de moda. Hace 4 años me volvió a interesar el crochet, y así fue que ingrese a solocrochet (un grupo de yahoo).
Y acá estoy, dando clases y tejiendo para ayudarme además de mi trabajo.

Si estas en Uruguay y te gustaria algo tejido por edith, la puedes encontar en erivas.uy@gmail.com

Tags:

Recuerden que en Facebook nos encuentran en Blog A Crochet - Acrochet Tejidos y Patrones Gratis, en Twitter como BlogAcrochet y en nuestro canal de YouTube nos ubican como Gisella Kamiche.

4 comentarios en “Edith Rivas Uruguay

  1. QUISIER CONTACTO CON GENTE DE MI TIERRA,QUE SABE DE TEJIDO,ADORO TEJER,TAMBIEN SOY URUGUAJA,SOLO QUE VIVO EN BRASIL,MUY LEJOS DE USTEDES EN PALMAS TOCANTINS,AL NORTE DE BRASIL.SOY ALTERNATIVA, ARTEZANA,ME GUSTARIA HACER UN INTERCAMBIO DE TODO LO QUE SE HACER, SI TE INTERESA, POR FAVOR ESPERO TU RESPUESTA, UN ABRASO YVONNE

  2. Mi nombre es Silvia y fue mi abuela Zulma quien me enseñó a los 13 años a tejer crochet, algo que nunca dejé, hoy tengo 47!!!!
    Ella siempre se encargó del “abrigo” de sus 23 nietos. Nos llegó a hacer un poncho a cada uno con dos agujas y en ese momento nacía su nieta número 20 y el ponchito era una cosa divina.
    Todos teníamos y tenemos sus mantas en nuestras camas, pero nada de hacer cuadrados las hacía enterasssssssssss. Cuando estábamos un día en su casa me dice de 10 nietas que tengo ninguna teje a crochet, vos sos mi ahijada así que te voy a dar una aguja y si querés te enseñó. Para mi está demás decir que mi abuela fue algo muy fuerte en mi vida, creo que a veces me siento muy autosuficiente porque ella me fue transmitiendo eso no por ser mujer sos débil, podés cocinar lavar y además podes hacer mesas, cambiar enchufes y todo aquello que hace un hombre nada te lo impide. Como mi papá es herrero e hijo de mi abuela tuve y tengo dos maestros, para las manualidades. Mi madre fue quien supo sostenerme en mis bajones amorosos, y mi abuela Zulma y mi padre fueron quienes me dieron las herramientas para hacer las cosas en esta vida.
    Vivo en Canelones y estoy dando clases de crochet y me acuerdo que con 18 años y un hijo que venía yo me encerraba a tejer sus escarpines celestes para él, porque mis padres no sabían, y mi abuela me dio toda esa fuerza y mis padres la libertad a decidir, entonces que mejor homenaje a mi mamá y mi abuela que hoy no están, tengo a mi papá gracias a Dios y tres hijos hermosos, a los cuales les preparé sus ajuares a crochet un varón, y dos nenas.
    Un beso grande desde Uruguay
    Silvia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *