Pamplona y el crochet

taller1.jpgHace algunos meses, aproximadamente 3 o 4 recibí una llamada a mi casa, donde funciona mi taller de crochet, no recuerdo el día, pero creo que fue sábado o domingo por la noche. La cuestión es que la persona que estaba en la otra línea del teléfono, me pedía que enseñara gratis a un grupo de señoras de un asentamiento humano de no se donde y tampoco quería saber en ese momento.

El resultado de esta conversación fue no bajar de la categoría de “loca de remate” a la voz que me hablaba por este común aparatito, que yo tenia ya ganas de estrellar contra la pared con tal de no oírla más. Recuerdo que cuando colgué, seguía maldiciendo la mala hora en que tomé con mis manos ese dichoso aparatejo para hablar con alguien que quería mi trabajo “gratis”. Y mi marido al costado me dijo, no te amargues así hay gente, es una loca más en el mundo.

taller2.jpgAl pasar algunos días, la voz seguía en mi cabeza, y ya era una molestia, más que solo un mal momento pasado. La cosa es que al final del mes decidí llamarla y conversar de un proyecto, que por culpa de esa voz no dejaba mi cabeza.

Yo en mi taller necesitaba manos extra, pues no se porque Dios solo me puso dos, una a cada lado de mi cuerpo, si yo con el trabajo que tengo necesito volverme ciempiés. La cuestión fue que la llame, y ella me contesto de muy buenas maneras, y arreglamos una cita con algunas de sus muchachas.

A la loquita la conocí, y me cayó muy bien, pero de todas maneras la miraba recelosa, y con un poco de desconfianza. Probé a sus chicas, que por cierto solo me trajo tres. De estas tres solo una paso mi examen, a la cual le ofrecí trabajo enseguida. Esta chica, llamada Martina, un día se me apareció con otra chica, que me dijo ser su prima, pero al necesitar ayuda dije, “vamos a probar” y las deje pasar. Así conocí a María.

taller4.jpgMartina y María, muchos días estuvieron lavándome la cabeza, me pidieron una y otra vez que por favor conociera su ciudad (por así llamarla), y al fin de un largo proceso de convencimiento dije: “Voy a ir una sola vez a ver que hay, pero no me comprometo a nada”. Así volví a llamar a Marcela, aquella voz de la loca que quería mis cosas gratis, y convinimos el día y hora para llegar a ese pueblito.

Así, decidí en un acto de completa locura llegar hasta Pamplona Alta a conocer al dichoso grupito. Aquel día Marcela estaba acompañada de su mamá, Otilia, y les juro que la sensación al ir internándonos en ese pueblito era tanta y tan fuerte que hasta me daba miedo.

Hoy, tres semanas después, les puedo presentar nuestro taller, aun es a la intemperie, y espero que pronto con la ayuda de todos ustedes podremos ponerle un techo y ventanas a este hermoso proyecto, estamos trabajando. Nuestro taller se llama “Las Arañitas de Pamplona”, tenemos el sueño de crecer. Si deseas ayudarnos a lograrlo, o conocer más de nosotros visita Compartiendo sin Fronteras, ahí conocerás a fondo nuestro proyecto y lo que necesitamos de ti.

Tags:

Recuerden que en Facebook nos encuentran en Blog A Crochet - Acrochet Tejidos y Patrones Gratis, en Twitter como BlogAcrochet y en nuestro canal de YouTube nos ubican como Gisella Kamiche.

19 comentarios en “Pamplona y el crochet

  1. Soy apasionada de tejer ya sea en 2 agujas o crochet así como en telar, Felicito a la persona que por una locura formó este grupo. Soy de México de un estado muy bonito Nayarit y mi Ciudad es Tepic. me agradaría que me invitaran a formar parte de su grupo aunque sea a distancia.

  2. Ines, ya esta corregido el link, ahora si puedes entrar a verlo. Compartiendo sin fronteras es un proyecto social el cual se esta desarrollando en pamplona, que es una zona semi rural de mi ciudad, donde hay personas de muy baja situcación economica. Yo soy voluntaria en el proyecto.

  3. Felicitaciones !!! y estoy interesada yo tambien en saber mas sobre el proyecto en especial con los talleres, como funcionan, desde ya cuenten conmigo,no se si con dinero, pero con mis mnos seguro. Besos desde Argentina y no aflojen.

  4. Felicitaciones por la excelente idea de poner un taller, creo que en el Peru hay mucha gente habil que desea trabajar y a veces por falta de recursos no llegan a concretar sus proyectos. Yo trabajo con Jamie mi socia y me gustaria conocer parte del trabajo que hacen pues nosotros mandamos a hacer o compramos hecho muchos productos artesanales para vender en USA.
    Espero su respuesta.
    Saludos

  5. me da gusto que ayudes a tu projimo cuenta conmigo vivo en Pamplona Baja, me gusta el tejido a crochet y a lo mejor puedo colaborar con mi experiencia.

  6. bien yo tambien soy amante a los tejidos y me guataria participar en su gropo y derrpente aportar algunas ideas

  7. Mercedes, he borrado tus datos personales por seguridad para ti.Pronto nos comunicaremos contigo y muchas gracias.

  8. Dalia
    mayo4,2007 at 18:41
    Soy tejkedora decrochet, me gustaría intercambiar sobre el tema

  9. SOY LICENCIADA EN CIENCIAS DE LA EDUCACION, MAESTRA DE MUSICA Y ARTISTICAS DE NIVEL PRIMARIA, SECUNDARIA Y PREPA DESDE HACE 10 AÑOS, TRABAJO MANUALIDADES COMO TEJIDO CROCHET, DOS AGUJAS, AGUJA MAGICA, PUNTO DE CRUZ ADEMAS CERAMICA, PINTURA EN TELA Y ALGUNAS TECNICAS DE PINTURA COMO EL PASTEL, Y ME GUSTARIA SER PARTE DE SU PROYECTO.

  10. soy profesora de educacion para el trabajo me apaciona las manualidades como los tejidos son mi pasion tejer y enseñar alas personas si mencionara las cosas que aprendi realizar no terminaria pero si me gustaria ser parte de su proyecto conosco mucho el trabajo en asentamientos humanos con gente que nesecita nuestro apoyo y sobretodo compartir experiencias ne esta oportunidad estoy trabajando en una i.e. de ancash soy de camana peropor el trabajo me encuentro aqui y tambien trabajo con una empresa minera como profesora de untaller ademas del colegio espero respuesta sobre mi comentario suerte.

  11. Con respectoal proyecto que tenemos en pamplona, es un trabajo de un compromiso inmenso y ademas es trabajo social, nosotros no recibimos ningun tipo de pago por hacerlo. Lo hacemos de todo corazón.

  12. EL TEJIDO:
    Soy una persona super activa, y el hecho de tejer me trae a veces a la tierra, me da serenidad, me enseña el goce de los pequeños logros… Mis dias mas tristes los sobrepase acompañada por mis hilos y mis aujas… quizas desde los años que tejo solo he hecho una par de carpteas, una cortina, algun visillo, un par de sueteres…. pero es incontable las cosas que empece y jamas termine…Quizas el crochet sea mi amante… viene me envuelve en sus artes,y sin decir nada … se va y tarda meses en volver, pero no importa cada vez que se hace presente es por que necesito decir algo, crear, mostrar algo que las palabras no pueden expresar, y me arrulla, me cuida me deja hacer… concluya o no la labor… se que el siempre estara y jamas me dejara… Besos.

  13. Me encanto esa idea genial, Dios quiera que puedan haber muchos Club o casas asì porque soy full tejedora y nada mas agradable de compartir e intercambiar gustos….Me alegro mucho…Manos a la obra.Felicidades

  14. Me alegra que al final halla accedido ayudar a estas personas de bajos recursos economicos pues en vez de que esten mendigando en las calles estas grandes mujeres piensan en progresar,y estoy segura que lo hacen por sus hijos,espero que se sienta recompensada con el empeño que ellas ponen por aprender creo que sus clases ya son pagadas,NO SOLO DE DINERO VIVE EL HOMBRE,el placer está en dar a los que más necesitan,que Dios la bendiga.

  15. que linda historia, Dios puso en su camino a aquella mujer y a si seguir ayudando y creciendo juntos. me imagino de las cosas lindas que hacen con las dos manos que
    dios nos a dado.

  16. Gisella; hermosa historia, a veces el Señor nos envía a estos “angelitos” que son como pepe grillo, pero es por algo. El nos entregó el talento de nuestras manos y por lo tanto debemos entregarlo aunque sea gratuitamente, pero al final se transforma en gracias y bendiciones. Me encantaría también poder hacer algo aquí en mi país. Hay muchas mujeres de escasos recursos que son jefas de hogar y necesitan. Aún estoy esperando que el Señor me diga cuándo partiré. En todo caso si le soy de ayuda en su proyecto por el momento, aquí están mis manos para lo que necesite. Muchas gracias y que Dios la bendiga en abundancia.
    Cecilia Montero L.

  17. hola.Gisella. me alegra mucho que ayudes a personas que quieren aprender a tejer. ami me gusta tejer y me encantaria que me enseñes este arte tan lindo por que. yo sola sufro mucho soy de Pamplona Alta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *